Milan tambien tiene sus incentivos

Los amigos del viaje en el clima de viajes a través de Makaroniarze pueden visitar cientos de institutos gubernamentales locales exitosos. Drinkom es uno de los mejores, Milán, una civilización que las peregrinaciones en el período no deben pasar por alto. ¿Por qué no ir por la urbanización? ¿Qué incentivos están retrasando de esta manera los senos paranasales de los rincones del mundo? Milán es un centro metropolitano actual con una expresión extraña. El asentamiento está lleno de contrastes que, cerca de la meta iluminada, nos aturden constantemente con monumentos interesados. Para la mitad de nosotros, esta metrópoli, sin embargo, es perfecta para las importaciones, porque el orgullo de Milán es la eterna marca boutiki. Siempre excluyo aquí y animo a los entusiastas de la aventura, además de porciones, que son pomposas galerías de fantasía en los centros de este centro de pasta. En la fraseología de deambular por este centro, algunos de nosotros seguramente nos alistamos cuando Milán existe en un centro rico y dividido. Además de la estructura moderna, una casa inusual del siglo XV incurre aquí, un bar de entretenimiento inexistente para gourmets de intriga. Las conjunciones de comedia de Furiatów animan a la catedral sobre Milán, adoptada como única de las antigüedades religiosas más caras, que los macaroneros pueden apreciar. También se sienten atraídos por panópticos con sede en Milán por instituciones como el Teatro Alla Skleja. Así que gracias a Milán antes hay una propiedad sin igual también muy de moda para los visitantes.