Programa de caja registradora

Cada empresario que tiene una caja registradora conocida en una compañía conocida lucha cada día con nuevos problemas, que estos platos pueden generar. Como cualquier equipo electrónico, las cajas registradoras no son independientes de los defectos y, a veces, se estropean. No todos los propietarios de negocios saben que en todos los elementos en los que se reproduce el registro con la ayuda de una caja registradora, debe recordar otro dispositivo de este tipo, ahora el fallo del principal.

La falta de una caja de respaldo para el elzab durante la venta posterior de productos o asistencia puede resultar en la imposición de multas por parte de la oficina de impuestos, ya que evitará el registro de ventas durante la avería del dispositivo principal. Los documentos almacenados en línea con la caja registradora deben incluir un folleto del servicio de caja registradora. En esta carta, no solo se hacen todas las reparaciones al dispositivo, sino también información sobre la fiscalización de los cofres o el cambio de sus ideas. El libro de servicios también debe incluir el número único, que fue entregado a la oficina de efectivo por la oficina de impuestos, el nombre de la compañía y la dirección de las instalaciones donde se usa el efectivo. Todas estas relaciones son vinculantes para el éxito del control de la oficina de impuestos. Todas las novedades en la mente de la caja registradora y su reparación son tareas de un servicio especializado, que todo empresario que utilice una caja registradora debe constituir un contrato firmado. Además, debe informar a la oficina de impuestos sobre todos los cambios en el servicio del cajero. Las ventas en las cajas registradoras se deben llevar a cabo de manera continua, por lo que para completar la memoria de la caja registradora, debe reemplazar la memoria por una nueva, al tiempo que recuerda leer la memoria. Es probable que exista la lectura de la memoria de la caja registradora, de manera similar si se repara, pero solo por una entidad autorizada. Además, este trabajo debe completarse en presencia de un empleado de la oficina de impuestos. A partir de la lectura de la caja registradora fiscal, se arregla un protocolo apropiado, cuya copia se envía a la oficina de impuestos y otra al empresario. Requiere que se almacene el mismo protocolo junto con otros documentos relacionados con la caja registradora; su ausencia puede resultar en la imposición de una multa por parte de la oficina.