Segunda zona de peligro de gas

Representa inusualmente muchos lugares donde hay muchas amenazas para la salud y la acción humana. Los lugares aparentemente seguros que se instalan en su propia ciudad, sin tales medidas de seguridad, podrían representar una amenaza para la población.

Tal amenaza es, sin duda, las estaciones de servicio, los depósitos técnicos de gas, varios tipos de lugares de venta y la producción de materiales pirotécnicos, sin mencionar las instalaciones militares, que a menudo son importantes en las ciudades cercanas.Todas las instituciones mencionadas anteriormente, que operan en ciudades cercanas, constituyen un nivel medible de peligro para la gente urbana, después de todo, de cualquier manera es necesario para el buen funcionamiento de la población en general. Después de todo, la mitigación de riesgos, los servicios relevantes toman medidas especiales para aumentar el nivel de seguridad alrededor de estas salas.La seguridad de tales pisos está regulada por regulaciones especiales, que se aplican tanto en el momento de la implementación de la inversión en la planta peligrosa como durante su existencia. Las regulaciones de salud y seguridad juegan un tema muy costoso aquí, al que tanto los empleados como los clientes atendidos por compañías "peligrosas" necesitan conectarse.En un lugar moderno, las estaciones de servicio merecen especial atención, ya que están escritas en la región en casi todos los lados. En las estaciones hay mucho combustible inflamable, que como consecuencia de un incendio puede causar una explosión peligrosa. Es por eso que crear zonas de peligro de explosión es importante en el contexto de la seguridad. Regímenes de seguridad estrictos operan en estos espacios. La llama abierta está prohibida allí. Al operar una estación de servicio, se debe prestar especial atención a las normas contra incendios, ya que cada uno, incluso el caso más pequeño, puede causar una explosión que pondrá en peligro la salud y el mantenimiento de muchas personas.